domingo, 28 de mayo de 2017

Tolerancia


Silencios redondos, blancos
sonidos a la sartén picados
¿habrá un descanso para el sueño?
no es él que indaga
como es que la vida
o cómo es antes del principio,
los huesos andan en otro paraje
en el fondo de los ojos de una vieja ternura
atendiendo a su propia voz
pero vive, volvió de la tierra
bárbaro suyo y remoto
perseguido por su ser,
cuerdo de tanta locura,
nacido como una mata entera,
todo está ocurrido, 
solidez sin edades,
silueta y esencia del furor,
cómo se le cae el cabello al amanecer
que bebe de los manantiales celestes 
y ávidos, advierte en si íntegramente al efímero,
que es certeza y engaño,
toda la oscuridad contaminada intentó asfixiarlo
sombra bajo el árbol sin hojas,
de lejos la negra explosión de los petardos
bajo las campanas renegridas, inestables,
alguna vez eres lo que soy,
¿qué fue antes de la sangre?
por las veces, amaba de otra manera
en ese mismo instante,
por la cosas, manaron fuera de él,
desde aquella ocasión, hombre,
entre los quienes, dolor de nervio y carne,
a la intemperie la propia elocuencia,
ahora declara en el crepúsculo sus labios indómitos,
su piedra infectada de trigo transgénico
mira de frente aunque busque un espejo,
la impaciencia hace un nido cromático
y está consigo como la propia tez, es otro su día,
en su jungla donde la manzana es conveniente.





  

   





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...