jueves, 9 de junio de 2016

Descargas


De corriente
mi auxilio azul
entre la espesura 
originaria
y la ceguera absoluta
donde el mar disipa
el tacto 
depurado por el tiempo.

Me agradan los caminos
ásperos, 
los rosales libres,
la arena, el cielo,
el oleaje, 
mientras tu voz aletea
del silencio a la jornada.

Me gusta como tu mano
acaricia los vocablos 
austeros,
morder la tarde
y oír alear el polvo
sobre el universo,
dentro de la palabra
una puerta entornada
por donde entran 
lo mismo que salen
mis pies de barro.

Me gusta como tus ojos
saborean el amor,
como lo defiende
forcejeando el instante,
interpelan 
cada fragmento
que lo constituye,
ellos me dan
descargas
de nuevos versos.

                             Imagen de la red









 




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Huesos púrpuras

Mujer tu nombre es el amor, rosa de fuego en la noche gélida de los andes, mi necesidad un cuerpo  que descubre sus misterios,  eres ...