martes, 27 de diciembre de 2016

Fiesta de la tierra





Sin tu amor
sería lo que revuelca 
el mundo en sus relaves,
en sus calles sin salida,
en la vorágine de consumo,
sin tu corazón en calma
no habría manera de vulnerarlo.
Oh criatura,
en ti festeja la tierra
todos sus alcances,
ocupas cuanto hay
con frutos de la última lluvia
desprendidos del alba
de tus ojos que me reponen
de la última sequía,
flor del jardín entero
despojaste el bagaje inútil
de las sangres de antiguos
pedidos con garganta 
de trinos libres 
para heredarnos la vida,
signo que prueba mi boca
cuando preparas
el alba en punto,   
trastocando con tu alma
el precio que me asignan.
Hay quienes renuncian al bosque
desde sus cómodas ventanas,
aun cuando la falta de oxígeno
los asfixia y conmina.
pero tú, techo del sin casa,
pan del hambriento,
agua para la sed mas punzante,
has pelado con tus manos
la noche para sentir el día,
dulce guanabana,
encariñados brazos
apretando mi alma,
oh criatura sublime
pigmento de mis versos,
voy desentrañando
el encanto de tu amor.  




 




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Arrebol

En la mitad de la noche tu corazón es un rebosante candil donde se articula la gama del amor sobre el calor del tiempo, presagio que ll...