viernes, 16 de diciembre de 2016

Sonrisa de menta



El amor se ocupa
de vigorizar la tierra,
rasgos de agua,
erijo con galopes
y arpegios de sol
el momento,
ella sonríe con sonrisa de menta,
viene vestida con luz,
que propaga por los rincones
con rapidez, 
planta un limonero
en los surcos de sus manos
y lo fertiliza con su alegría,
el cielo no solo contiene
nubes y satélites
sino también
la algarabía del aire
que respiramos,
para prodigios y poemas nuevos
ha abierto el día
con sus ojos de verano,
flor púrpura del jardín
con pies de blues
y olor de playa 
cuando las gaviotas
enrumban hacia mar adentro
mar adentro, mar adentro
y las olas se allanan,
lo que falta lo sé
enmudecer como piedra.






 




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...