lunes, 14 de agosto de 2017

Universo vital



El aire tiene lavanda,
qué aroma a tallo de luz,
a especiero dulce, a corazón bravío,
igual que tú que puedes sostener
el amanecer en piel de pira,
murmurándole a cada uno de mis nervios 
cual es el rumbo, el atajo,
me falta tiempo para festejar
el día amplio que me abarca,
otros quieren la noche,
yo sólo los ojos que afrontan, aceptan,
tienes el alivio del eucalipto, 
hogaza inmortal sustentando mi boca,
mi corazón conoce el pórtico
de tu sonrisa arco iris,
condúceme al canto de mil colores,
piedra, río, cielo, flor,
porque tú eres en todas partes
tacto, derroche, gajo, ternura,
donde nace el amor,  
la decisiva aurora que restituye el reflejo,
nucleo de acordes frescos
pisando firme sobre el oleaje,
consistente como el olor del cariño 
soltado de los labios,
ramillete de indudable esencia,
en ti el vino tuvo cavida
en el pan que repartes,
aprecio tu presencia
no sólo porque tus ojos elevan
y apapachan de claridad a todo,
sino porque te perteneces
como el trinar a los bosques,
verde en próspera resistencia,
en nosotros sigue el universo vital.











 



 













 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Alegría y regocijo

Nuestros cuerpos parten el aire en lenta primavera que rueda sobre las horas con un golpe de insomnio, desde la verdad final que reside e...