domingo, 12 de noviembre de 2017

Animal penitente



 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje.
es claridad la lumbre y empacho la luna, 
Escapo en dirección a la esencia mía, 
a mi ser intuitivo liberado.
Mi entusiasmo por el crepúsculo, 
mi descernimiento de alucinado 
proclamado por el canto de la golondrina y el loro,
Me descubren más exento y a la vez más contento y diverso
¿ te alarma mi boca de animal penitente?
oh sucesores de una gloria conseguida al menor costo
¿aún sigues creyendo que nada es lo que parece?
Siente como la lavanda quintuplicó su claro misterioso,
como te asfixia mi ojo océano centellante
y la clave de sol del raudo universo
aquí el que pierde sale triunfante,
yo he palpado las orillas del azul repentino
como también lo indefinido,
soy la infinitud que rebrota en un hombre,
todo flamea en añil, el agua, la masa,
la edad ignorada, progresando de poema en poema,
de invocación en invocación, 
hacia el centro de mi corazón,
hacia los universos puros, universos reprobados, prohibidos,
voy antes que los pétalos se agoten.








No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Azul liviano

La luz no sabe otra manera de ser terruño, de escudriñar las anteras de azul liviano, de apartar del barro las semillas  con las que...