sábado, 25 de julio de 2015

Caballo áureo



En aquella realidad incorporada e inventada

en el sol de las olas que mojan,

donde aparecen todas las peculiaridades

y colores en la cerca interior de los ojos cerrados,

las noches se montan en mi mano,

trota un caballo áureo bajo la lluvia,

el amor no deja de ser un milagro

antepuesta al dorso de los párpados inmóviles

la pupila sigue el trote de la filosofía

sobrepuesta a una lámpara desnuda,

cada vez que un secreto es liberado

nos liberamos con él, ruma del tiempo,

trigo cegado por los dientes de la media luna
 
este invierno es una segunda primavera

donde cada rama sin hojas es una flor,

pétalos con aroma de rígida franqueza,

en la revuelta nace la conciencia

como la mañana rubia y despeinada,

hermosa como el viento frío inventado en el sur,

panóramica playa con oleaje de labios

que se duremen y despiertan con tu nombre,

en el borde de mi boca la tuya fresca

como las fresas bañadas en la miel del comienzo,

amor he calculado tu cuerpo

con mi corazón que se sabe flexionar,

capto lo que tanteo, lo que se me soporta,

amor el oceano no tiene tus cinturas

en su ir y venir eterno, ni en su andar,

ni en su textura tu piel limpia,

ni en su sal tus besos que esbozan el alma.

 

  








 

 

 

 

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...