viernes, 28 de agosto de 2015

Sangre de cosmos



Insistía en buscarte afuera.

Efecto del océano, 

colateral del maíz y el grano

consanguíneo del sudor fosforescente,

cariñoso animal de lidia,

energía, masa de agua sencilla.

Historia de la libertad.

Cuán severo y áspero

es alcanzar a ser hombre.

La pobre luz se dobla

sobre las sombras del jardín

con esmero opulento.

Lunita llena alcanzaste 

el centro del cielo,

que abierto deja caer

una burbuja contenedora

de tenacidad secreta 

a punto de reventar.

A tus manos las flores,

las semillas, el pan

y los ojos de un niño

que padece los hechos,

y los deshechos.

Mi noche es más larga

que la tuya, hechizos 

para los cinco sentidos  

que despiertan de su letargo

con tu sangre de cosmos

y allí, el mundo se ve 

sumergido en fluidos azules,

espejo de estrellas, labios intensos.

Tu tradición es elocuente y terrestre,

en ella se da el servicio, la entrega,

en ella se lava el tiempo

y todo cuanto existe.


























No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Guanábana

En la combinación del agua y el sol está todo. Pequeño refugio de lengua y zarza. Guanábana que aumenta sintiendo volar el agua limpia. ...