miércoles, 21 de octubre de 2015

Destina mi poesía



Su risa de arco iris

es la canción de la alegría,

el arcorde completo.

Desmenuza el cielo,

lo precipita en llamas, 

le da frescura a la intemperie,

le corresponde a la vida,

reverbera transparencia,

excluye crueldad de mi boca,

destina mi poesía,

la viste y la desnuda,

me propone,

me solivianta, 

al rencor lo hace padecer,

llora de amargura

y finalmente muere,

reverdece desiertos,

cortas con sus dientes

el tiempo, el espacio, 

un gato le alcanza un maullido,

humedece la tierra agrietada de sed.

Es sal, dulce y café.

Al amor lo energiza.

El trigo de su pelo

abriga el rostro plegado

en sus irreprochables

contracciones.

Su risa le da dirección

a cada viento que ciñe

sus ojos océano de miel,

sustenta tiernamente los frutos

con labios transfiguradores,

ríe,  ríe, rompe el hielo

amada mía hasta agotarnos,

hasta sentirnos agradecidos.









 





















No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Orquídeas I

No sé si es caer, pero caigo  en el abismo hipnótico de tus pupilas, hoyo negro  donde la luz tiene razón pero no asidero. Vas cubiert...