sábado, 24 de octubre de 2015

Sangre, violeta, cuerdas y papel


Ella dejó sus alas en el tiempo
él, en el espacio que le quedó.
Bruscos fluidos de la noche
reciclan la luna
que penetra la madrugada
en la mirada que se dan.

Él, se escribe sobre papel y cuerdas
ella con sangre y violetas
argumento y amor
respirando el brote del universo

ÉL, se dió cuenta
que no es más quien era,
ella hizo de la arena futuro
y arrojo de sus ojos
el pan que sus manos sirven,
él pintó el olor del maracuyá
que coció en sus caderas.

Ambos nacieron de nuevo,
sangre, violeta, cuerdas y papel. 


Para la mujer de mi vida, para mi mejor amiga.




















 



2 comentarios:

  1. He entendido que las palabras son los embriones del pensamiento. Conjugué el verbo. Es un aprendizaje. En estas tuyas poeta, se ha instalado, la seducción. Es hermosa tu poesía, ésta mucho más.
    Saludos cordiales.
    Un dulce noviembre para ti, como lo es para mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. saludos María, es un noviembre como ninguno antres

      Eliminar

Arrebol

En la mitad de la noche tu corazón es un rebosante candil donde se articula la gama del amor sobre el calor del tiempo, presagio que ll...