jueves, 10 de marzo de 2016

Emulando



Como tratando
de emular lo que eres,
la tierra repuesta
de su modorra
libera en mi mano
la última papaya,
y la sonrisa fucsia
de las rosas.

Los pájaros arco iris
embanderan los cielos
en incansable aleteo
e inacabable amor. 

El jardín llena
una vez más
mi existencia,
con aroma de flora
empujada desde
la intimidad del universo,
ante la que me postro
la incorporo, la rastreo,
la hiero y licuo.

Amo la confianza
con la que irradia 
la piedra sus olores
de olivo, de grano, de vino,
tiene tu voz, tu calidad
de fruta entera e itinerante,
explica con el grito
con el que se abrió el mundo 
con el que entendió el cosmos.

Mis versos paridos
al otro lado de la ventana
alcanzados por sorprendentes
destellos de miel
de avena, de tubérculo 
con sabor a valle fértil,
intentan escribir lo que eres
desde la oscuridad
desde la flor inédita.















1 comentario:

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...