jueves, 31 de marzo de 2016

Relámpago bendito



De tus ojos
miel,
greda, 
brega,
lumbre,
se suelta 
la sutileza 
del viento,
y lo que soy
que hice.

De tus ojos,
la tierra,
flamante estación
subiendo por los tallos
para descubrir 
la fruta
y todo mi ser
con sus manos de hojas
hace del corazón,
flauta de avellanas,
tambor de neón.

Tus ojos,
luna balsámica
amasando 
los cereales del cosmos,
oh mi amada,
para ti libré mi esencia
del enredo.
En ti comprendo
lo que existe,
duración, 
eclipse de lluvia,
tus ojos respiran
y yo estoy
como todos
empeñando en la vida.
De tus ojos,
relámpago bendito
todo. 



 
 

 

 

 



 
 
 

 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Orquídeas I

No sé si es caer, pero caigo  en el abismo hipnótico de tus pupilas, hoyo negro  donde la luz tiene razón pero no asidero. Vas cubiert...