miércoles, 30 de marzo de 2016

Trigo sangre


Una ave ataviada
de agua y calma
en una pirueta
cruza del verano 
al otoño 
y un caprichoso 
aroma
recuerda el sabor
del valle abril.

Mucho polvo 
nos cubre,
ofrenda
del universo,
nuestro amor 
no es un concepto
ni un impulso de órganos,
caudal de lodo,
líquido silencioso,
iracunda esencia
hierbas, espesura,
nuestro amor,
entrega
hilos puros de sangre
fuerza de racimos,
allí se hicieron tus ojos,
y mis pies,
la noche y 
la aurora,

el talle del trigo. 




 


 

 
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Celosías

Mujer, he recogido unas paltas para ti, mira como el árbol nos tiende su mano, quiere enseñarnos el poder de soñar, nos dona un signo e...