lunes, 19 de septiembre de 2016

Adheridos


A veces uno llora
en lágrimas, sal, 
y pimienta al gusto,
otras en silencio
se traga a gotas el mundo
hasta inundar el alma.
Luego y te miro
adheridos en agua,
incrustados corazones,
combatiendo,
surcando el mundo
aquel que llevamos a cuestas, 
cartografiando la tierra
con los huesos y la carne,
el amor hay que inventarlo
como se inventa el día,
muriendo al filo de la aurora,
desde una noche muerta.
el amor hay que inventarlo
como el silencio imagina palabras,
envuelve mi semilla
con tu procedencia,
oh vida que escurre en el alma,
ríe también por cada vez que llores,
aunque la verdad tenga de premio
un castigo.



 







 
 



 


 

 




 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...