martes, 27 de septiembre de 2016

Rostro a mi puerta



No eres el mensaje olvidado
de rostro a mi puerta,
sorbo de hálito y vida,
el uno al otro entre los dos,
agua que descubre al alba
impregnado en salvia,
mi espíritu busca
parecerse al tuyo,
de las iluminaciones mas enteras
oh crepúsculo, en tu sonrisa
cabe todo el universo
lanzado hacia el sol,
caído del cielo,
pianísimo flujo,
corriente de aire,
lenguaje compartido,
en tus ojos tengo
ríos, campos, 
bosques, trigales,   
me gusta el mar y la tarde
a las cinco en punto de tus ojos,
a los lados de la resbaladera
de tu infancia,
en una pizca de sangre,
en una chispa de sal,
clamor de fuego
que corre en mi intuicíon,
la cosecha nada 
en el sudor que lacia
los días miel de tu pelo,
desabotónate, emerge,
quiero leer los versos
de tu espiritu,
en esos tus ojos
día, noche,
luz para la tierra,
quiero aprender la historia
que sostienen tus ojos,
encima de tus mejillas
constelaciones de cerezas
danzando el lago de los cisnes.  




 

 



 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Arrebol

En la mitad de la noche tu corazón es un rebosante candil donde se articula la gama del amor sobre el calor del tiempo, presagio que ll...