domingo, 2 de octubre de 2016

Presta oídos



Presta oídos a mis ojos.
¿Oyes el entusiasmo 
inmortal de mis latidos,
percibes cómo conservan
el legado de los bosques,
la brisa intrínseca de la travesía,
la jornada verde de la uva,
la audacia creativa
de la claridad telúrica,
oyes los pasos por la calle
donde juegan los niños
que lee con sus ojos urbanos
mi poesía renacida,
ligada al suelo 
que extiende sus alas y vuela,
adviertes cómo se transvasa
el rocío del alma a mis dedos,
que navegan en tus océanos de lumbre,
cómo evolucionan las vocales
en mariposas centrífugas,
los cielos en nubes caloríficas
las prisas en agua y espejo,
te percatas cómo canjea
la fuerza en error 
el error en mañana,
mañana en aire, en tierra,
la tierra en mora?

¿Oyes cómo enjuagan los enigmas
que abandonaste en mis ojos,
los causes y las semillas vertidos
en mi corazón boquiabierto,
oye presta mis ojos,
de silencios y violines,
con raíces hambrientas,
oye como se cierran a la herida 
y se abren a la rosa fucsia
del valle de mis sueños?
Oye la alegría de mis ojos
cuando cantan que te ven,
y te ven como poeta?   




 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...