domingo, 30 de octubre de 2016

Prado de piel desnuda


Bajo desde una higuera,
cuando discurre el zorzal
su música a tu espalda
de flor brotando
al exterior,
bajo desde una higuera
con todos los brazos
y todas las manos 
del mundo,
hasta la calzada
en cuya vera
íntima, 
fructificadora,
brota el trigo mudo 
que llevan a tus pies 
y a los míos a toparse.
Cuando el amor se da
toda especulación 
es mezquina,
corazón, corazón entrega
tu odre de alegría.

Observa como resucita
la tierra, no hay muerte
para ello, 
pulpa de confianza,
cuerpo nuevo,
contra toda predicción
afianza una vez más
el gozo de tu brote,
así acaricia la vida
nuestra ternura,
toda aridez se extingue 
en el olor puntual
de un cruce de miradas,
así nos roza la vida
el los labios, en la mejilla,
en el prado de la piel
desnuda. 





 




 

 
 
 




 
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...