jueves, 27 de octubre de 2016

Travesía


Se pueden anegar las palabras
vocal tras consonante,
punto tras coma,
calma tras emoción,
tu orilla greda terracota.
El silencio puede coronar
las cuerdas del violín,
de la guitarra y los tambores,
alrededor de mí la noche habla,
tu margen es sol sostenido mayor.
los colores pueden vestirse
de blanco y negro 
con un rúbrica
intimidante al final
sin disponer de los sonidos del alba,
tu ribera alma de montaña.
Las campanas pueden anunciar:
los sabores se reúnen
en un insípido tazón
ocupado de harapos de vacío,
tu arista una premura del tiempo.
Que transite lo que ha de pasar,
que la oscuridad abra sus 
ventanas de gato,
pero por favor 
no ocultes tus ojos
que la travesía 
es desconocida
y necesita claridad,
necesita flujo celeste.


 


 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...