miércoles, 26 de octubre de 2016

Sal de la tierra




Mi niñez se exprime
como limón sobre un trozo de atún,
desnudan mis ojos lo recóndito,
encuentro la voz en tu voz,
tus labios en un gesto de generosidad 
descubren los dientes donde
encuentro una chispa del amor inmortal,
siento ser quien soy cuando escribo,
y más cerca de mí los bosquejos,
fluyen de tu mirada incalculables palabras,
oh bosón de higgs hueles a humano
y drapeas mi vida en tu regazo,
creo que ninguno de los dos 
me conoce suficientemente,
crees que soy más
y quepo en una de tus manos,
quisiera que sea la izquierda,
pero eres diestra como el felino
que corre indómito en tu interior,
mujer, cada vez que me tocas
mantienes el equilibrio del universo,
tu corazón camina en mi corazón,
y tus brazos saben a los amplios andes 
bajo un cielo azulino veteado de blanco
por la pluma de un pintor nórdico,
pero tu boca sabe al mismo big bang,
hoy tu amor deshace mi incomunicación,
me hace ver la luz entre una multitud de sombras ,
y me libera de mí mismo,
de mi propia casa ambulante.

Mi niñez tenaz, tolerante, exploradora,
ella se exprime como limón 
en un trozo de mi vida,
me hace muy feliz paladear
las sal de estos días.





 


 
 



  


 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...