jueves, 15 de septiembre de 2016

Atajo



Con sus diez dedos
y el vigor de sus entrañas
estremece el arbusto
de la abundancia, 
entera ternura
en nuestro afecto 
se contiene.
Panes y  peces
pintan gotas dulces
en su esencia de algodón.  
Oh parque infantil
Oh flama de silice,
tocamos los extremos,
si, es todo lo que trajimos,
lo tocamos,  toda mano
palpa lo que sana,
flauta traviesa
sobre el ombligo de la luna.
Sentándome en su regazo
la esperanza cumple su promesa 
y sacia mis ojos ávidos,
el amor siempre me salva,
en la primicia del viento,
con lo hallado bajo el polvo,
el mundo no puede olvidarnos,
ni confundirnos
cuando juntamos los pies,
pies raices, pies destino, 
No porque se fue el sol
la vida deja de ensayar
sus contrapuntos armónicos
y envueltos en los besos
que inventamos, respiro,
respiras el desenlace 
que ha terminado en flores,
ella es el destello de su rostro,
y mi sombra su espalda,
hemos descubierto
el atajo oculto
entre verduras sancochadas
en un tazón de alegría,
y sus dedos y mi boca
sabor,  barro, América,
los eucaliptos rascacielos
frescos, sonrientes, pausados,   
limpios como el aire de su mirada,












No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Arrebol

En la mitad de la noche tu corazón es un rebosante candil donde se articula la gama del amor sobre el calor del tiempo, presagio que ll...