domingo, 9 de abril de 2017

Muchas veces


Cuando me pregunto ¿quién eres?
la respuesta suele ser muchas veces
un astro que se escapa por mis poros,
siento que el silencio está hecho
para sustentarnos en una mirada
de aquellas que se dan con el alma
y se reciben con el corazón,
que las palabras son discursos ajenos
y el mundo fragmentado en cien,
en millares, en partículas no nos llega a consumir,
porque tus ojos me dicen que estamos enteros,
aunque ellos fundan mis huesos,
que la eternidad está pintada de miel
y resta los vacíos, benditos antepasados,
¿acaso ustedes los profetizaron?
¿acaso soy el sueño placentero de Dios?
¿acaso tus ojos son el nexo entre esta dimensión
y todas? ¿ el mismo suelo de la plenitud?
No soy capaz de dejarme sin ellos,
sin la magnitud de la verdad, 
o sin sentir el significado de la tierra,
y conocer tus muchas formas de amar. 





 






No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Arrebol

En la mitad de la noche tu corazón es un rebosante candil donde se articula la gama del amor sobre el calor del tiempo, presagio que ll...