viernes, 4 de diciembre de 2015

Su figura

Su figura 
prescinde de sí misma,
se levanta, 
esparce su blancura,
destello de luna, 
de encanto,
flor de pétalos encarnados,
luz danzante,
aroma de astromelias
por el jardín de los pasos
diligentes.

Los zorzales la secundan
cuando cantan,
va podando el mediodía
con la inocencia de su mirada
salpicada de futuro.

Ella  refresca la tarde,
con su cereal de viento,
la tierra sonrie
cuando su tez palpa
con sus dedos de brisa,
amor que no se agota
ni se hiela,
restos y fuegos paralelos,
regresa a ser agua,
arcilla entre espesura
con la pujanza de sus manos. 


Oleo
María Francisca Mayoral

 
 
 
 
 
 
 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Arrebol

En la mitad de la noche tu corazón es un rebosante candil donde se articula la gama del amor sobre el calor del tiempo, presagio que ll...