jueves, 28 de abril de 2016

Claroscuro



Como si tuvieras alas
vienes, del cielo, 
te siento
mirada auroral
donde florecen
los colibríes
y las sandias pujantes
se abrigan de la noche
menguante,
flor claroscuro, 
primario afán
entre el aroma 
del cacao que amo
y el ombligo de tu aliento
miel libre.
Te siento,
como voz que llama,
elevas tu canto
por los cielos
como si tuviera alas.
Reflejas en tu rostro 
el valle entero
de la poesía fecunda
no brotó en vano
el pistilo que se interna
en la oscuridad, te abraza
se abate, te entrega
mujer, destino, 
el universo.



   










No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Arrebol

En la mitad de la noche tu corazón es un rebosante candil donde se articula la gama del amor sobre el calor del tiempo, presagio que ll...