miércoles, 20 de abril de 2016

Vuelvo del río



Vuelvo del río
que gotea su débil
día en el vestíbulo
de las circunstancias,
los recuerdos me embisten
sin orden cronológico
mientras la fuerza
que posee tu razón
se eleva lento desde
el suelo que pisas 
hacia el flequillo
de la noche 
de nuestros cuerpos,
entre tanto el universo
serpentea sobre el garbo
arropado 
con palabra de profeta.
Vuelvo del río,
mi hogaza adorada
por la lumbre,
las palomas
emprenden vuelo
desde los libros
para ampliar tu pecho
en mi garganta de fresa,
sal y dulce,
mi amor son surcos
de tierra prolífica,
mi amor desertó
de su tumba,
para nacer cada mañana
con su faz, sus piernas
su boca con la que cambia
mi morral por el abono 
de su alma,
un capítulo de sangre
entregó la pasión
para aprender a ser santos
en el sueño del poeta.
Vuelvo del río.

















No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...