sábado, 23 de abril de 2016

Envuelto


Envuelto 
en tu agitación desnuda 
ración de tierra
indómita,
en ti se repite 
la creación,  
cantera inagotable,
frescura inocente,
es así como
huele mi niñez,
al borde de la cima
encumbrada
de tu talle, 
aquel que sabe
a fluido de lluvia
avanzando
por la quebrada
del designio celestial.

Tu boca vive
como los caminos
que se alejan de Roma
y  sabe
a cada rincón 
del tiempo 
sobre las estrellas
destellantes de suspiros
afables,
ay cosmos mío
te filtras
con tus amplios ojos
de luz por cada uno
de mis poros 
decodificados
por tu nombre.
Eternidad.





Imagen: oleo de Carlota 














No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...