lunes, 25 de abril de 2016

Impulso de luz



Las horas 
componen su canto 
en el agrietado 
otoño de urgencias
que se confían 
a la holgada calma
de tus brazos 
explayados.

Tu amor y el mío
no alcanzan a descifrar
la alegría del alma,
pero aproximan sus bocas
para comunicarla,
como el néctar a las abejas,
tu sangre y la mía 
impulsan la luz
que se estira 
hacia lo profundo
de la noche,
cubierta con aroma
de piel azucarada,
al claro resoplar
del viento,
las manos
entre destellos de siluetas
y energía tocan el agua
para que arda la materia,
escucho su vastedad
propagando su perenne
emanación.



                                       Imagen tomada de la red
















No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Arrebol

En la mitad de la noche tu corazón es un rebosante candil donde se articula la gama del amor sobre el calor del tiempo, presagio que ll...