jueves, 21 de abril de 2016

Lisianthus



Sacudo resuelto
la piedra de la noche,
mi corazón conoce
el cielo estrellado
y los dolores fugaces,
hasta que el sol despierta,
ve la tierra que eres
y se alumbra con tu faz.

Amo la facultad de amarte.
Trino en vuelo matinal,
suspendido en mis ojos
los tuyos donde todos 
los ríos concurren,
viento que aliña mi alma
con el asombro de saberte
ternura amante 
de toda la vida.

Amo la facultad de amarte,
piel aderezada 
por la mano del tiempo,
cocida en un fogón
atónito, amo el sabor
de tu arrojo
que derrama oliva
donde me sumerjo.
para continuar el cosmos.

Vino, pan, gajo infalible,
amo tu valor de lisianthus
con el que arreas mi pecho,
mi gusto, mi camino, mi amor.
Amo la facultad de amarte.





                            Imagen tomada de la red






No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...