lunes, 18 de julio de 2016

Fuego y lengua



Hecho de fuego y lengua
lenguas de fuego,
lengua leyenda,
no todo está aquí,
aunque lo infinito 
está dicho y escrito,
acurrucado en el regazo
de cualquier libro,
en las miles de páginas
que se desprenden 
de una sola de ellas, 
mi mirada abarca
un fragmento,
hoja verde,
promesa realizada,
sujeto en el rincón
la energía se afianza 
en aquella llama avellana
que se asoma a sus ojos,
recién nacida,
danza por lo tanto el sol,
por el declive 
suenan sus aguas
es la vida misma,
me abraza,
mi poesía creció 
entre sus montañas
y el torrente de sus venas,
tomó la voz de sus besos,
se roció de sus dedos,
oyó la palabra del agua
de donde aprendió 
a cantar y aflorar de nuevo,
sobre el viento una corona
como si cargara
el peso del mundo,
a ella la conocen
las piedras y los cactus,
los bicordes y séptimas,
los tambores claros
del universo que vibran
cuando los pétalos se abren
en caricias de colores,
todo es a la vez una naturaleza,
resplandeciente, secreta,
y a la vez un aviso.






  









No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Arrebol

En la mitad de la noche tu corazón es un rebosante candil donde se articula la gama del amor sobre el calor del tiempo, presagio que ll...