lunes, 25 de julio de 2016

Progresión



Un lugar,
la ciudad 
confinando la mañana,
la equidad
no coincide
con las matemáticas,
dos sonrisas
abstractas 
fragmentan 
el día en dos partes,
todavía hay tres pétalos
de calor violeta,
el cuatro de par en par
un salto olímpico,
son cinco los dedos
que metieron sus uñas
en mi poesía,
como las raíces 
en el subsuelo del alma, 
como cinco los panes, 
el sentido no son ocho
direcciones, ni trece, 
es reaparecer donde jamás  
se estuvo,
veintiuno los clamores
asfixiados en la voz,
aquella que viajó
hacia las estrellas
y aún no vuelve,
continua Fibonacci
con treinta y cuatro pasos
sobre la vereda plomiza
delineada con números de acero
que se dirigen a un rasguño
por donde huye 
el esplendor,
resulta curioso
como la evolución 
parece favorecer
la progresión
de las cifras,
seré yo una cantidad
dirigida contra otra
para alcanzar una coalición
mojados en el coraje
de una estéril des aceleración? 
o quizás un teorema 
que no alcanza a ser formulado?
pero vamos
no todo es dos sobre pi,
no es para mí tu mirada
una estadística,
tú y yo vamos tejiendo el día
a puntos e hilos,
con la claridad del cosmos
que emergen de tus ojos,
arrojando semillas
que traspasan el corazón
de esta tierra,
que la envuelven,
la comen, la vencen,
finalmente la vencen
cuando el sol fluye sobre ti 
que es cuando se te parece.






















No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...