lunes, 28 de abril de 2014

De vez en cuando la vida

                                                            





De vez en cuando la vida

invade con esos acordes

que sustentan una vieja canción

en castellano o catalán

en español dice la moza

y me devuelven algo de pasado, 

seca una lágrima preñada

de recuerdos y una catarata

de ilusiones inunda el valle,

en algunos momentos

no viene mal estar solo

cuando hay avenencias

entre tu deseo y mi estima,

digamos, nunca será

demasiado tiempo para

reflexionar y pensar en ti,

aprovecho el tenue atisbo

de la lisonjera luna,

el pasteurizado viento

que se cuela por una abertura  

y la riña que se produjo en mi mente

mientras en ella andabas

recitando con holgura cariños,

para escribirte algunas hileras

con el fin de devolverte

algún contagio que adquirí

cuando irrumpí en tu vida

un día cualquiera.

Me contagiaste el entusiasmo

de amistad generosa,

de tantos versos que vienen

y van  en el espectro infrarrojo,

me contagiaste  tus ganas

por vivir y repartir vida

sin respuestas o  preguntas,

me diste amor y me apoderé

de los cielos, de las esquinas,

de las calles oscuras, del sol

de las ramas que dibujan la ventana,

del espacio que reservabas

para alguien que ¡por qué

tendría que ser yo!

no podía ser, y finalmente soy

asombro por asombro

amor por amor

día por día.





2 comentarios:

  1. ...PLENAMENTE ME GUSTA...SORTILEGIO DE PALABRAS QUE PARECEN DANZAR A UN ACORDE MUY ESPECIAL...

    ResponderEliminar
  2. Gracias Edel por tu presencia bienvenido

    ResponderEliminar

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...