domingo, 6 de abril de 2014

En este mundo claro nada es complicado

                                               





No sé si Neruda en Alturas de Machu Picchu

se inspiró en las ruinas o en la réplica

que tuvo a bien dejar Hiram Bingham

piedra sobre piedra, a Pablo le hablaron los espíritus

que no  pudieron llevarse a Yale University.

No sé, si las asambleas ordinarias y

extraordinarias  de la O.N.U.,  de los Lores y

de los Comunes, de los Congresos son útiles

o corresponden a un set de telenovela

escrita por la fantasía de los dioses

acicalados en uranio y pólvora.

No sé si The Beatles fueron contestatarios

al tiempo y a la sociedad en que vivieron,

o si su música correspondió a un negocio

premeditado para resolver la crisis nerviosa de la reina,

God save the queen and her system

porque  cuando hablaron de imaginar

un mundo diferente, se silenció a Jhon Lennon, a

J. F Kennedy, a Ghandi,  a Martin Luther King y a Ignacio Ellacuría.

No sé si Benedetti cuando estuvo en Atenas bebiendo ouzo

se provocaba alegrías ilusorias o en medio de la borrachera

descubrió acertadamente el modus operandi por dejar

sin evidencias históricas a las culturas saqueadas del mundo

y Lord Elgin fue una víctima más de la vorágine y su majestad.

No sé si los Sex Pistols creían en su propuesta o simplemente

eran sólo otras canciones más de desamor, no sé si más diminuto

es Andy Warhol o el pequeño Larousse en sus variadas versiones,

si los Ramones morirán de risa o morirán de pie.    

No sé si  Iron Maiden son pastores anglicanos

o si el consumo nos hace vender lo que sea

mientras se pueda vender y comprar

quitándonos ética, honestidad,  sensatez.

No sé si lo que escribo hace  o deshace,

me hace ser o no ser,  no sé si tiene pies o cabeza.

Pero algo tiene, corazón e indicios,

he ahí el detalle mi querido Sherlock Holmes.
    





  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Huesos púrpuras

Mujer tu nombre es el amor, rosa de fuego en la noche gélida de los andes, mi necesidad un cuerpo  que descubre sus misterios,  eres ...