miércoles, 30 de abril de 2014

Al otro lado del ocaso




No voy a contar lo peor 

ni disfrazar lo mejor,


tu naturaleza es mi esencia


perfil de coral que se pinten los versos


las hojas no están en blanco


somos quienes aun creemos 


y creando vivimos por amor


no hay principio ni final 


solo lo que quieras ir descubriendo


nos bebemos un café 


para mermar el frío,


las fascinación  del fuego está


en el calor de nuestros leños,


somos de la misma fuente

tu sol es mio, mi cielo tuyo


la luna es nuestra, mas allá 


de las estrellas y aquí tan cerca


no hay confín ni artificios


desde tu latitud y yo de la mía 


somos valientes al amanecer


y  respiramos  vida


aunque nos lo quieran vender,

tu también tienes que ver 

con esmero la marea


que nos devolverá a la fuente,

con el viento vaga el susurro

de los silencios cadenciosos

sentir lo que tenga que ser

que nos junta en el crepúsculo

de las conciencias.   























No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Orquídeas I

No sé si es caer, pero caigo  en el abismo hipnótico de tus pupilas, hoyo negro  donde la luz tiene razón pero no asidero. Vas cubiert...