martes, 15 de abril de 2014

Luna rojiza de abril








Lo que tenga que hacer, que sea pronto

poeta sutura tus versos de carne

bocanadas de lucha itinerante,

dame tus plegarias silenciadas

por la inmensa noche cósmica,

y baja tu espada sobre mis heridas,

llena las hojas caídas en otoño

con la rojiza luna de abril

quiero música para alimentar el alma.

Las causas de nuestros males no están en Dios,

¿que verdad nos enseñan las lágrimas?

cuanta evidencia eres tu

si el bien es nuestro, también es mio

el pan, la vid, la prueba 

mil calles llevan hacia ti 

quizás mostrándote una flor

se apague una estrella 

cómo se ha empañado el oro más puro,

cómo se han cerrado los oídos

en la oscuridad de los balcones.

No es posible ver otra luz

que la de tu sencilla mirada.






2 comentarios:

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...