jueves, 30 de enero de 2014

De que manera alucinante




Sabes mi trabajo es rudo

y mi cerebro se pone brusco

para sensibilizarme es un desafío 

que tu los haces sencillo,

y debo dar vida a otro yo mismo,

tengo varios escritos de puño y letra

algunos tienen manchones 

de ensalada de frutas y guisos

pero hechos con mucho amor

de hombre que no puede estar solo,

de que manera misteriosa y alucinante

defines lo que pasa y lo llamamos presente

como redefines los segmentos 

de mis vueltas alrededor del sol 

en la trayectoria elíptica 

de los sueños, de las vigilias.

Ese niño que hoy es viejo 

ese vetusto que hoy es niño

que quiere vivir cuanto sea posible

como recién llegado de cualquier rincón

que mira al suelo para perderse las estrellas

que intenta conexión desde el interno hacia lo externo

que con la intimidad  besa lo absoluto

y con claridad sabe que auxilias

porque enriqueces mi lugar con tu belleza.

supiste cosechar miel de mi metamorfosis aderezada

dándole alegría a mis huidas

convirtiendo la confianza en el último reducto 

para mi libertad y apartas de mi lozanía

la fórmula exacta del juzgador radical e inapelable.

de que manera misteriosa y alucinante

aprietas con tu vida mi madurez

esa mixtura de aridez y frialdad

a donde he llegado sin perseverar sin indagar

sin frugalidad, sin regatear, 

cuando en audiciones dulces y calladas

hago comparecer a los recuerdos

ese despliegue metafísico de entregas

esta superación del dónde, cuándo y qué,

entonces pienso en ti y mis perdidas se compensan.  


   








  







1 comentario:

  1. hago comparecer a los recuerdos

    ese despliegue metafísico de entregas

    esta superación del dónde, cuándo y qué,

    entonces pienso en ti y mis perdidas se compensan.
    HERMOSO!!!!!!!

    ResponderEliminar

Arrebol

En la mitad de la noche tu corazón es un rebosante candil donde se articula la gama del amor sobre el calor del tiempo, presagio que ll...