jueves, 9 de enero de 2014

De todo, lo que vemos es poco


Los vientos empujaron las nubes

que soltaron el agua,

refrescaron los campos,

mojaron las tiendas,

humedecieron  montañas,

limpiaron las hojas,

guarecieron mi deuda,

abrigaron  reposo

y mostraste tu obra

en la corrección que me toca,

en el silencio de mi boca

en la acogida de tu roca,

en el día que le da al siguiente

el mensaje y una noche a la otra

transmite certeza,

y  titilan las estrellas

se encienden las fogatas

y los ríos a la mar llegan,

de todo, lo que vemos es poco,

siempre pudo ser peor

y quedó en el ayer

donde estamos todos

con agonías y esperanzas

con dirección y derroches

con secretos y contraseñas

en intentos y tropiezos

y nadie entrega su muerte

en señal de grandeza.










No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...