domingo, 26 de abril de 2015

Concernirme contigo




El indescifrable océano,

los pies de la mañana

que bajan de la montaña,

florecilla de cristal

junto al canto del zorzal,

jornada que bien puede

ser la última en mostrar los dientes,

el ocaso convertido en la escala de DO,

naúfragos con gritos

varados por el oleaje,

bombo con su llano perímetro

de primaveras celeste cielo,

y mieles sin colmena y con calle,

me advierto en todos, en todo.

Todo me descompone y compone,

 tengo que interpretar

lo que me quiere decir.

Roce del saliente de los pechos
 
cura del solitario gérmen, 

en el momento que me sostengo en tus labios,

me distraigo, si amor, me distraigo.

y mis cuerdas tiemblan 

como la tierra enfurecida,

mis pasos se niegan a dejarte,

bajo la oscuridad del cerezo indómito,

total, sin una aclaración, cerca de nada,

te pertenezco con mi todo,

te concierno con mi apéndice

y con que nadie lo sepa,

con mi retiro desatendido,

te correspondo en el círculo armónico

de la cintura que quiero besar,

al no saber quién eres 

te correspondo, porque en verdad te digo
 
que yo, estoy aprendiendo a concernirme 

contigo. 











   

 





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...