miércoles, 11 de marzo de 2015

Besando el firmamento




Alza tu presencia, tu necesidad,

rosa niña, flor entera, 

instintiva resistencia por asirse, 

por repetirse en el mundo,

no escudriñes la luz de la imagen

nublada entre pestañas ambiguas.

Vivamos antes de definirlo,

antes de estirar el tiempo,

y disecar la verdad 

en palabras desnudas,

buscadoras del inicio de todo,

si mi boca tantea la tuya

pueda que mis pies rocen
 
tus canillas de otras latitudes.

El silencio es mi tesoro

cuando resbalo por tus colinas

hasta la llanura del entendimiento,

del sumo, de lo creado,

hasta transcribir el abecedario

de tu mirada cómica,

mi brazo extiende mi mano

a tu cintura que a todas luces

es un maravilloso poema,
 
tu amor se ha desatado como

una tormenta con rayos y truenos,

y me pliego ante tus labios

para besar el firmamento.

 

 

 



 

 

 

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Huesos púrpuras

Mujer tu nombre es el amor, rosa de fuego en la noche gélida de los andes, mi necesidad un cuerpo  que descubre sus misterios,  eres ...