lunes, 4 de mayo de 2015

Sed viva



Sí quisiera explicar,

es que no he entendido nada.

Todo está y eso me basta.

Con sus manos de urgencias

está la orquidea liberándome en el jardín

donde respiro su boca de almíbar,

un chubasco sacude los vocablos áureos

de la cabellera con pájaros y árboles,

por la ventana se cuela la luna llena,

ella está conteniendo un suspiro

que puede ser una carcajada

o quizás los labios cerrando un gemido.

Pueda que el tiempo separe 

lo que fui de lo que seré

o pueda que nos junte,

de hoy no me separa nadie.

El rumbo del corazón se sirve en mesas

con agua, con  piel, con delirio intuitivo

lo que soy he de ser 

aunque demande mas vida,

así quedo desnudo y completo.

Aún quiero ser de alguien,

quizás de ese modo sutíl, o de esa gracia, 

o de esa forma que hasta la aurora guarda.

entre tanto me tumbo bajo la orilla del cosmos,

tomo lo que me atañe, la garantía de una sed viva.




 
 

 

 



 





 

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...