domingo, 1 de enero de 2017

2017



Surgí al verano de un nuevo año
desde el instante donde sin motivo
aprendí a quererte,
erigí con aves
y clamor de rayos cuajados
el ancho vuelo del hogar triado,
me extendí mas allá de lo próximo,
de la inmediatez que ofrece
el mundo sin follaje ni canto,
irrumpí y escapé de otras vidas 
para cambiar la compresión
de la esencia de las cosas
y prevalecer a las fronteras
temporales del orden,
donde no alcanza la voz
ni adelanta el silencio,
resisto arropado de agua,
el viento sopla en el acarolado
pelo de mi origen,
me esparcí como semilla
diente de león,
soy todo cuanto progresa,
quebré la copa del aspecto,
libre del costo terrestre,
no soy mas víctima
de los inconvenientes,
formo parte de la hogaza
y de la astilla,
no hay raíz como la mía
en el suelo donde callan los grillos,
yo fui impregnado 
con voces de piedra
para penetrar el centro,
de todos los elementos
tus ojos trasladan
lo indispensable al cosmos, 
se como es la patria
de las sustancias,
conozco lo que viene entonces
como pez que emerge 
de las profundidades de la sangre
para distribuirse a la intemperie.
























No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...