miércoles, 18 de enero de 2017

Luciérnagas



Melodía de espiral en mis ojos,
¿a dónde irán las luciérnagas?  
Reconozco el olor de tus huellas
cuando siento el ritmo nocturno
de tu inspiración íntegra,
las invocaciones se columpian
entre la luz y el silencio,
piedra, limo, manos,
mezclando el universo,
así nos defendió la vida
de nosotros mismos,
así aprendimos a ser semejantes,
la tierra y el viento,
la raíz y el chubasco,
el sol sale para todos
sin dejar un cabo suelto,
así empezó la naturaleza,
soltando gotas a diversa altura
sobre la palabra luego poesía
mi temporada es el de las frutas,
no antes ni después,
gajo de uvas incontenibles,
argumento de paz en tus ojos,
deja que llegue a mis manos,
que la armonía de tu pan
no se ciegue en mi boca,
me arraigo en el rocío de la rosa
que el sol secará tarde o temprano.








 







No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Arrebol

En la mitad de la noche tu corazón es un rebosante candil donde se articula la gama del amor sobre el calor del tiempo, presagio que ll...