martes, 24 de enero de 2017

Sustancia de piedra



Refleja la tarde,
las hermanas están en casa.

Sustancia de piedra,
en ella suenan las palabras,
me cubre con algodón,
bóvedas y gemidos, 
la oposición coexiste
entre la alteración y la estabilidad,
sobrevuela calor lácteo,
consentido apetito,
eres mi pulpa nívea, mi apasionada,
mi inspiración de la conciencia,
mis áreas peliagudas de deseos,
mi soberana exquisitez, mi esfuerzo de tisú
y astillas escurriéndose en medio del talle.

Fruto de sangre y lumbre
que enrojecen tus labios,
alcanza y abandona mi piel, 
soy el espíritu conciso del arenal
que asciende ondulante hasta tu garganta
para descubrir los misterios de tus entrañas,
de tu huerta celeste, en tu valle está mi hogar,
aquí resplandece el sol mas que en otro lugar,
tus ojos bajan a la tierra y la fecundan,
tu boca un vaso lleno para mi sed,
soy el indigente al pie de tu puerta,
al pie de tu fundamento de arándano,
huelo tu soplo de viña fértil,
mastico tus fascinantes hendiduras,
enjuago tus pies con mis besos cactáceos,
y los seco con mi traje de barro contaminado,
con mi mirada de canto silencioso,
tu eres mi axioma bendito, 
yo la consecuencia de tu voz
empacando tu actitud de docilidad
sobre el matorral de mi infancia verde,
no te inmovilices, sigue andando.  





 




 






 
 
    

1 comentario:

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...