miércoles, 25 de enero de 2017

Sigo


Sigo siendo el que se fortalece
y debilita en el alba de tu cuerpo,
al que admiten la fuerza de tus brazos,
el que se topa y no le basta la noche
porque siente el vaho del infinito,
en ti se apilaron todas las autonomías
y tocas la austeridad de mi poema,
tu eres el prodigio enfático 
lleno de vitalidad 
sigo siendo el instante de asombro,
el ámbito de la súplica, el punzante
debate entre la cizaña y el trigo,
el que, al amanecer a la luz de tu rebozo
pronuncia los secretos de tus ojos,
el enamorado de la amistad
que de ellos fluye,
encima de mi corazón llueve
las fragancias de tu esencia,
con sílabas de aguacero,
todo en ti fue logro,
terminaste con el avance de las sombras
abriendo con los dientes pasillos de luz,
mujer, amor, nada de lo que se ama
lo guardo en el cofre,
todo lo que vale la pena se da.
Sigo siendo el alcance de tu lengua,
celebración que inauguro,
halagos que pervierten,
avancé mas allá del apetito y del hecho,
paladeo tu angostura colorada,
contuviste en tu centro cual vasija
la ternura eterna.
Sigo siendo la espuma 
que ofende tus labios,
y se teje en tu figura exasperado,
el que lee en tu torso
las memorias benditas,
el que se queda ciego
ante el resplandor de tu alma,
¿como es que me incluyes
en el universo de tu esencia? 
edificas los días con las piedras de tus entrañas
y yo sigo siendo.





 





2 comentarios:

  1. Hermosa poesía, me encantó cómo hizo bailar las palabras en perfecta sintonía y sensualidad!!!

    ResponderEliminar

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...