lunes, 16 de diciembre de 2013

Morir viviendo





Puedo vivir luego morir

entre las olas, lentamente,

puedo importar y exportar,

ofrecer,  recibir,

remanso, torbellino,  

puedo ser pez, asimismo nadar

en carencia o abundancia,

puedo viajar  y retornar

a cualquier diminuto lugar,

puedo temer y confiar

cantar y enmudecer

entre tus brazos mujer,

algo más que ayer,  puedo doler

y avistar y hasta volar,

puedo sentir que hay final,

o que no entrego más.

Puedo pasar, pasando

con pasar eterno,

puedo gotear o secar

lágrimas en cualquier esquina,

puedo disimular que me da igual

lo que le pase a este mundo,

y hendir los versos en mi piel

puedo correr quizás escapar

de ningún ajeno paraje,

y entre paredes retenido

y entre calles olvidado,

puedo fraccionar  y compartir

romperme el alma en tres,

tragarme mi apetito otra vez,

puedo rotar y trasladar

quebrarme  y aumentar

un tanto así maravillar

y ser extraño en mi lugar

puedo incordiar  también errar

y joder por dignidad

puedo ser factible de embaucar

puedo sentir que sin todos es fatal

y advertirte  sin hablar

puedo vencer y sosegar

y en una rosa quedar.
   

  

  






No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...