viernes, 28 de febrero de 2014

28 de febrero




El contrabajo relega la noche mas densa

estremece lentamente mi alma

y mi vida oscila en clave de fa

sin que nadie entienda

el murmullo húmedo de mis pupilas, 

entonces, mi organismo vibra

por los redobles de algún baterista

que deja las baquetas sobre el sofá

de las tormentas, del tiempo

de las vasijas reservadas, 

de una herida por lo que sea abierta

en las secretas indagaciones que no asustan

que sería de mí, sin tus ojos de canción

sin tus manos de día, de alfarera de verdades


agárrame con todo tu viento y aliento

como si fueran las horas de sal y sol,

sino fuera porque eres mi noche 

mi jornada, mi serena suavidad


que en verano te enredas en mis sueños

como el jazmín que alcanza la ventana

y me deja su aroma de vida por el que vivo

o muero radiante.
  


























No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Arrebol

En la mitad de la noche tu corazón es un rebosante candil donde se articula la gama del amor sobre el calor del tiempo, presagio que ll...