lunes, 3 de marzo de 2014

Poema para ti # 7






Desde cuándo ambas se conocen

la greda y tus lágrimas que la mojan,

desde cuándo llenas los mares

e hidratas la masa de los panes 

humedeces  los helechos 

y las raíces beben  tu sustancia,

desde cuándo tu tristeza es solo tuya


para cerrarme la ventana

y sentirme de madera,

cuando yo vuelo por tus ojos

a cada confín donde corres

dejando estela, 

desde cuándo mis abrazos 

no te aprietan con ternura


y mis oídos no escuchan de tu alma

que se desmenuza al roce con el tiempo,

sé que vives y eso me basta

para vibrar como tu octava más grave 

a más aguda o como  quieras 

inclusive sola donde nadie te viera,

solo para no herirte

yo te amaré en reserva

como el barro que espera

una mano, una copiosa lluvia 

o solo unas gotas de esperanza

como el aroma distante,

rozaré tu cabello en oración

en verbo y predicado, en ilusión

esta ruta taciturna seguirá alegrándose

cuando vea tu paso tras paso

aunque hoy te toque mojar la calle.







  










































No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...