viernes, 21 de marzo de 2014

Rostros humanos









Los elementos quieren dejar memorias

la belleza del hombre es mas grande que él

entre los horizontes de los sistemas y los sueños

vivía para discurrir y pensaba en callar,

reponemos nuestra inocencia con la muerte

de verdades trastocadas y camas revueltas

desgasto flores, gestos,  pulsaciones inevitables

y las nubes se convierten en lodo perfumado

las noches me conceden el poder de amarte

tengo todas las horas en las venas para cubrirte, 

estremecer el anhelo de vivir sin dejar de hacerlo


mira tengo el poder de liberarte y de perderte

y se levanta otra vez la claridad de la jornada

para romperme con la enormidad,  con lo profundo,

y quiero dividir la vida para darle origen al día

de tus hermanas las flores de tus hermanos los frutos,

el amor que se encuentra o se extravía


en los hermosos rostros humanos.   



















No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Arrebol

En la mitad de la noche tu corazón es un rebosante candil donde se articula la gama del amor sobre el calor del tiempo, presagio que ll...