lunes, 4 de agosto de 2014

Al encuentro con el universo






La superación está hecha

de sumisión al bien colectivo,

digamos que el calentamiento global

no es una de nuestras mejoras,

criatura capaz de perfección,

fuerzas ineluctables en pugna.


A veces me siento

condenado a muerte por unanimidad.

A contar los muertos para matar el rato.

Hablar de revolución, imaginarla,

situarse mentalmente en el seno de una,


me hace un poco dueño del mundo.

La luna vino y aunque está, se va yendo,


los destellos perfilan el entorno,

desde las lejanas y altas montañas,


hasta tu indiscutible cercanía,

donde se vislumbra tu rosto,

en cada recoveco de mi gesta.

Al soñar, lo hago como dices, con vos,

el aire enternecido conduce 

la luz hacia tus brazos,

no te dejes atrapar

por la dieta de los desperdicios.

Al aumentar el fulgor

son mas exactos los detalles,

y al sol se le ve el ombligo,

al pasar los años 

nada es como imaginé,


una a una se van borrando las estrellas.

Pero después de todo,

el día comienza 

cuando pliegas los párpados

y me encuentro con el universo,

que son dos.





  






  


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...