viernes, 15 de agosto de 2014

La corriente nos lleva al mar







Es momento de unificarme 

de ver mi semblante en otros ojos,


de querer y poder mas, 

de correr sin negociar el instante,

un porque clandestino,

tengo astillas clavadas en la palma

que no explican la mitad,

sin que me coma la ansiedad.

Hasta tu mismo encanto,

lanzarme al medio del embalse.

No fue necesario hasta hoy

soterrar historias y fastos,

canjear el destino por tu nombre,

obviar espejismos, quemar engaños

y algunas horas de mas, 

escuchar el trinar de la mañana,

yo no canto mejor, pero puedo girar, 

como es que llama, como es que flama, 

habrá que inventarse una partida

solo para tomar la iniciativa,

incursionar en la floresta sin oteador.

habrá que encontrar un refugio 

que nos haga a la medida,

hay esperanza después de todo, 

las hay, mas de una, quedamos dos, 

sentirme vivo y llamarte sin hablar, 

ya sabemos levantarnos y andar

la corriente nos lleva al mar,
 
 donde nunca hay comienzo ni final,


ni  siempre,  ni  jamas,

¿ves lo que es? no es,

solo lo que tiene que ser.






































No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...