sábado, 22 de noviembre de 2014

Iremos viendo

























La luz gira convertida en flor,






el prodigio se representa en tus ojos,






rotas encarnada en brote,                    






no podré dejarte, titubeo, te miro.






hoy los términos son alas al cielo,







y picaporte hacia el abismo,






tengo tus paisajes y el alma con espasmos,






un Picasso de espaldas,






a ti sentadita en la hierba,






con tu peso vitalicio.






La luz se vuelve flor en tu boca,






me coges con la misma fuerza






entre tus labios, tus brazos y tus piernas,






el cuadro se torna tela,







en la que seguimos tejiendo,






como ves todo lo que hay es iremos viendo.






Yo te amo a veces en gotas,






y en otras simplemente te amo,






hay días que produzco en lo distante,






y no es fácil hacerlo en lo invisible,






como ves, cambiamos lo extraordinario    






en simple y lo simple en amor.







                                                                 
































No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Catarata

Una flor cristalina me admite en su regazo, en vano el otoño insiste en helar lo que no va a morir mis huesos doblegan el frío de los día...