martes, 23 de diciembre de 2014

Azul Terciopelo






No importa


cuán fuertes y desmedidos

soplen los vientos.

No se apagarán las estrellas,

no se apagarán, 

seguirán danzando en tus ojos,


en el universo de tu mirada

y en mí,  como  linternas

que desde la profunda oscuridad 

me llevan hacia ti.

No podrán desaparecer,

no desaparecerán los brotes

de tu esencia en los que me sujeto. 

podrá quizás ocultarte la neblina,

mundana y citadina,

pero no podrá cerrar

aquella puerta por la que ambos

salimos a conocer el amor. 

No es como lo digo,

es como sientes que lo digo,

que se prolonga total la ternura,

y mi vida se pigmenta

de festivo nuevo,

sucede, que nos faltan momentos.

Aquellos nunca nos desbordan.

Desde la noche, me alcé

a tu talle limpio,

como va la red al cardumen.

oliendo a sal, sabiendo a sol

y a pescado cocido,

a piel curtida, sudando a mar

Me erguí para habitar a tu

costado y no de otro modo,

me elevé desde el abismo,

azul terciopelo, hasta tu contento,


amada mía, yo tengo

un compromiso de por vida

con ambos y  es amor.















































No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...